Una sola ciudad y una gran diversidad de situaciones ambientales

24 de Noviembre del 2017
Compartir:

Habitantes de Medellín cuentan cómo perciben, padecen y enfrentan la problemática ambiental en su lugar de residencia. Vox Pop por las Comunas y Corregimientos de Medellín.

 

Sandra Patricia Parra García, Periodista

 

En 2017 el medio ambiente en Medellín fue noticia de primera plana por la alta contaminación del aire y efectos del cambio climático, que provocan problemas de salud como infecciones pulmonares o respiratorias, alergias de la piel, el “virus” que el médico no identifica, y que son tratados con analgésicos y varios días de incapacidad.

 

Las salas de urgencias están abarrotadas: antes eran sólo niños nebulizados, ahora son personas de todas las edades con gripas que duran mucho tiempo, tos persistente y estornudos. Con fríos intensos y calores insoportables, ya no se sabe si es verano o invierno, no sabemos cómo vestirnos, y en días de sol se descarga un fuerte aguacero con grandes vientos que dejan a su paso inundaciones, techos y árboles caídos.

 

Pero no solo sufre el cuerpo: te deshidratas o te congelas, y cuando te miras al espejo descubres manchas, lunares y pecas en la piel. Sufres alergias de todo y a todo. Y en tu casa o sitio de trabajo te encuentras con la nada agradable compañía de insectos y animales rastreros, resistentes a todo menos a un buen zapatazo.

 

En el periódico “Vida y Salud” preguntamos a algunos habitantes cómo perciben, padecen y enfrentan la problemática ambiental en la ciudad. En un Vox Pop por las Comunas y Corregimientos de Medellín, preguntamos: 1) Como ves el medio ambiente en tu barrio. 2) Que hacen tú y tus vecinos para proteger el medio ambiente. 3) En tu zona como está la salud de las personas por el deterioro ambiental.

 

En las Comunas y Corregimientos de Medellín se percibe que la problemática ambiental aumenta la presencia de enfermedades, especialmente respiratorias.

 

 

Vox Pop por Comunas y Corregimientos de Medellín

 

- Comuna 1 - Popular: Cristian Camilo Castaño, digitador, vive en el barrio Popular 1, afirma que en su Comuna la contaminación y el daño ambiental más grande se origina en el servicio público de transporte: “Son unas chimeneas rodantes que sueltan ese humo negro que llega a nuestra garganta, sentimos que pica; hay soluciones, pero el gobierno no aplica la ley a estos carros que no tienen ningún control, transitan como si apostaran a ver cual echa más humo”. Por eso en el Popular las personas viven enfermas: “Las afectaciones más comunes son las respiratorias, por las pestes que deja el ambiente malo”. Para mejorar el entorno, en su casa y trabajo reciclan basuras.

 

- Comuna 2 - Santa Cruz: Aunque queda al lado de la Comuna Uno, allí la percepción ambiental cambia para Juan Esteban Baena del barrio Pablo VI, vendedor puerta a puerta: “El medio ambiente en mi barrio está bien, no hay mucha contaminación, hay más zona verde; no hay enfermedades de piel o respiratorias, y sí hay mosquitos, pero el gobierno hizo jornadas de fumigación para el dengue”. Agrega que él y sus vecinos sacan la basura el día que corresponde, no tiran basuras al piso y separan residuos.

 

- Comuna 3 - Manrique: Derly Yuri Soto es guarnecedora de calzado y vive en Campo Valdés 2, relata que allí trabajadores de Empresas Varias están limpiando el cerro y la cañada para que fluyan mejor las aguas.

 

- Comuna 4 – Aranjuez: Yéssica Rivera, auxiliar pedagógica, vive en Campo Valdés, y afirma: “Las personas aún no toman conciencia de lo importante que es el cuidado del medio ambiente: arrojan basuras al piso, no recogen las heces de los animales y la contaminación auditiva es tremenda. Cualquier aporte es importante y valedero: en mi hogar reciclamos y no escuchamos música a alto volumen”.

 

- Comuna 3 - Castilla: Anyie Paola Palacio, estudiante de Enfermería, considera que en su barrio no hay grandes problemas con el medio ambiente, porque no hay basuras en la calle y la gente trata de mantener bien los diferentes espacios. Sin embargo, opina que falta más control y apoyo de la administración municipal en esa tarea. Contribuye a cuidar el medio ambiente haciendo reciclaje.

 

- Comuna 6 – Doce de Octubre: Sandra Viviana Álvarez, operaria, señala: “Todavía hay mucha gente que no se concientiza y sacan las basuras el día que no es; esto nos perjudica bastante ya que los animales y los recicladores riegan las basuras, y esto genera malos olores. Cuando llueve el agua arrastra la basura a las alcantarillas y se taponan, los perros hacen sus necesidades en todas partes y sus dueños no recogen. En mi familia y en mi cuadra sí clasificamos las basuras. Hay mucho zancudo y mosquitos. Sí hay muchas enfermedades respiratorias como bronquitis y neumonía, infecciones en los ojos e inflamación en los oídos”.

 

- Comuna 7 – Robledo: Daniela García Herrera, tecnóloga en sistemas, indicó: “Vivo sobre la carrera 80, de alto flujo vehicular. La contaminación auditiva y de los vehículos nos causa problemas respiratorios y auditivos. La Junta de Acción Comunal y la Secretaría del Medio Ambiente concientizan sobre no arrojar basura a las quebradas, ni colchones o animales muertos, porque eso afecta la salud y causa desbordamientos. Están arborizando quebradas y se hace reciclaje. Es muy común ver a los vecinos con gripa o con tos: a mí en menos de un mes me dio dos veces gripa, la contaminación me afecta ya que sufro de bronquitis. Por los calores, muchos animales pequeños se entran a mi casa, más que todo cucarachas, ratones, lagartijas, mucha mosca, mucho zancudo y bichitos que afectan la piel”.

 

Los habitantes de Medellín esperan más acciones del gobierno municipal para enfrentar los diferentes tipos de contaminación ambiental que hay en la ciudad.

 

 

 

Comuna 7 - Robledo: María Emilse Calle, ama de casa, afirma que vive en un sector muy alto y no muy poblado, donde hay muchos árboles y casi no pasan carros, hay un parque y siente que el aire no es tan contaminado. Dice que los recicladores no ayudan mucho porque abren las bolsas de basura y la riegan.

 

- Comuna 8 - Villa Hermosa: John Albeiro Pérez, dice que hay senderos peatonales y han sembrado árboles: “De la Escuela José Celestino Mutis van al Vivero Municipal a reclamar árboles, plantas o semillas para sembrar. También por acá se recicla mucho, separan las basuras. Tengo dos niñas, una de año y medio y otra de 4 meses, les ha dado alergias; creo que se debe a la polución, estamos cerca al centro de Medellín; una tuvo fiebre que la puso al borde de la muerte con 41 grados de temperatura y vive con problemas de vías respiratorias. También los niños del barrio tienen mucho problema de vías respiratorias. Aumentaron los zancudos, son una invasión, y las moscas son de las grandes y llegan en masa al igual que las cucarachas”.

 

Comuna 9 - Buenos Aires: Juan Esteban Sánchez, asesor comercial, afirma: “La mayor contaminación es en la quebrada Santa Elena que pasa por varios barrios, la gente le tira muchas basuras y la quebrada huele muy feo. En lugares que lindan con la quebrada hay muchos desechos y malos olores, por eso se ven ratas y cucarachas. Los vecinos sacan las basuras el día que pasa el carro recolector, para que no proliferen malos olores ni roedores. Pero el tema de la quebrada sí es más difícil de manejar, porque es casi imposible controlar que no le arrojen tantos desechos”.

 

- Comuna 10 - La Candelaria: Diego León Montes, jefe de producción de litografía, afirma que el medio ambiente del sector está muy afectado porque hay mucho tránsito de vehículos que aumenta la contaminación del aire y la auditiva: “Todos nos quejamos, pero como comunidad no hacemos nada para mitigar este mal, aunque ese problema compete más a la administración pública. En el sector hay muchas afectaciones respiratorias y vecinos con problemas de piel, los zancudos son una plaga. Los vecinos intentamos ser muy responsables con el consumo del agua y la energía, y tratamos de reciclar, pero no ayuda mucho, porque uno recicla y todo va a parar al camión de la basura porque nunca han organizado centros de acopio reales que hagan recolección del reciclaje; sólo recogen los habitantes de calle”.

 

- Comuna 10 - La Candelaria: Andrés Felipe Pérez, auxiliar de sistemas, trabaja en el Centro de Medellín cerca de la Avenida Oriental y la calle San Juan. Refiere: “El entorno en el Centro es pesado, aumentó la contaminación del aire, los buses dificultan el flujo de vehículos. Las obras del acueducto limitaron las vías, esto hace que la permanencia de vehículos en el Centro sea mayor. Yo laboro al lado de una empresa que reencaucha llantas, el aire contaminado de ese proceso nos causa problemas como ojos llorosos, pérdida del aire para respirar y gripa. Hay olores horribles en cada esquina de marihuana, sacol o bazuco. Hay muchas zonas en cemento y están desapareciendo las zonas verdes. Trabajadores de Empresas Varias diariamente barren las calles, sin embargo diario se ensucian. Hay plaga de ratas que salen de las alcantarillas. Para disminuir el gran consumo de papel, en la empresa estamos pasando muchos procedimientos manuales a digitales. Las enfermedades más frecuentes en mi lugar de trabajo son fiebre, gripas, infecciones respiratorias”.

 

- Comuna 10 - La Candelaria: Sandra Bibiana Quintero, trabaja en Gestión Humana de una institución de salud en el barrio Prado Centro. Afirma que en este sector hay mucha contaminación visual, auditiva y atmosférica por el monóxido de carbono que expelen los carros: “Hay basuras, desechos orgánicos de humanos y de animales. Hay muy pocos árboles, por allí transitan muchísimos vehículos, y la gente que vive o trabaja en esta zona se enferma mucho. Los fogones de los puestos de asados que cocinan con leña o carbón, botan mucho humo. En la zona también hay gran población en condición de calle, que tiran basuras y hacen sus necesidades en las aceras: por esto hay tanta basura en las calles, y proliferan insectos y roedores”.

 

- Comuna 11 - Laureles – Estadio: Adriana González, ingeniera de minas, vive en Laureles cerca a la calle San Juan, considera que el principal problema es la contaminación por el gran número de vehículos. Le parece preocupante la inadecuada disposición de basuras y desechos en algunas calles y parques, porque se encuentran bolsas con basura regada: por ello propone hacer pedagogía sobre separación de residuos y que se reubiquen puntos donde los recicladores y habitantes de calle se reúnen a separar basura, porque esos sitios se convierten en focos de infección para los vecinos. El aumento de locales y hoteles para la vida nocturna, aumentan la contaminación auditiva y generan roces entre vecinos. Se observa aumento de personas con enfermedades respiratorias por la mala calidad del aire.

 

- Comuna 12 La América: Lucía Zuleta, jubilada y asistente administrativa, dice que en el sector hacen mucha bulla: “Los de las tiendas de las esquinas creen que son los dueños del barrio, hacen fiestas a todo pulmón y no dejan dormir. Dejan basura regada y en diciembre son más atrevidos y tiran pólvora a dos manos. De resto, es un ambiente y un sector tranquilo aquí cerca a la Iglesia, es un buen vividero”.

 

- Comuna 13 - San Javier: Sandra Bibiana Quintero, quién trabaja en la Comuna 10 pero vive en el barrio San Javier, afirma: “En mi barrio hay muchos árboles y hay aire puro. No hay mucho tráfico. He visto muchos problemas de salud, enfermedades que pueden estar asociadas al medio ambiente: hay muchas personas con gripa, problemas respiratorios, virus que producen diarrea. Alrededor de la Estación del Metro hay mucho tráfico vehicular y contaminación por humo. Muchos buses de San Javier están pasados de ser chatarrizados, están viejos, acabados, y sueltan humo del combustible dejando fuertes olores y monóxido de carbono. Puestos de asados de carnes expelen mucho humo y vendedores ambulantes gritan con megáfono sus ventas de frutas, aguacates, pescado y otros, eso es contaminación auditiva”.

 

- Comuna 14 - El Poblado: Franchezca Zapata, dermatóloga, afirma que se aprecia el aire del sector más limpio que a principios de año, aunque no se aprecian acciones efectivas para mejorar la calidad del aire. También observa más sucio el río Medellín y que tampoco se interviene para descontaminarlo. Considera que la gente se enferma más por el cambio del clima que por factores ambientales.

 

- Comuna 15 – Guayabal: Luz Adriana Martínez, asesora comercial, vive en el sector de San Rafael, afirma que allí se acostumbraron a convivir con la contaminación de fábricas y empresas grandes de toda la vida. Considera que no se ha hecho nada para mejorar el medio ambiente y que los habitantes tampoco se preocupan por eso. Señaló: “Allí se presentan muchos casos de gripa. Hay muchos mosquitos, zancudos y ratas: en mi casa nos ha tocado fumigar 2 veces este año por las plagas que hay”.

 

- Comuna 16 Belén Rincón: Catalina Zea, licenciada en Educación, afirma que hay excesiva tala de árboles para abrir paso al urbanismo; además, por el asentamiento de algunas personas en la Quebrada La Pabón, que vertían sus desechos, basuras y demás contaminantes a la quebrada, ésta se secó en algunos sectores y en otros las aguas contaminadas ayudan a la proliferación de animales que causan infecciones, principalmente a niños y ancianos. Secaron el Charco de Las Tres Palmas para construir una urbanización. Participa con la Junta de Acción Comunal en brigadas de limpieza, con habitantes del sector que se sienten arraigados: “Pero nos falta mucha más conciencia sobre el cuidado del medio ambiente. En los colegios falta un trabajo más práctico de los docentes, que involucre a niños y jóvenes; ojalá el Día del Medio Ambiente fuera salir a limpiar quebradas, calles, separar residuos, hacer campañas”.

 

Corregimientos

 

- San Cristóbal: Aldemar Martínez, Comisario de Familia, informa que el medio ambiente está afectado por las emanaciones de los vehículos, especialmente los de modelos más viejos, que no tienen ningún control. Denunció contaminación visual: “Ya el paisaje de surcos sembrados de flor, cilantro, cebolla, acelga, va desapareciendo porque la gente ya no está sembrando. No hay tala de bosques, pero hay deterioro del medio ambiente. Y como no hay recursos ni estímulos para el campesino, prefiere vender sus parcelas para atraer gente a construir fincas de recreo. El paisaje ya no es el mismo, hay muchas construcciones, inclusive sin licencia; el paisaje se está deteriorando, cada vez se ve más como un barrio de Medellín y no como un corregimiento. Hace poco en un acopio los campesinos arrojaron bultos de apio y rábano, porque el comercio está muy malo; era más costoso llevarlos a La Mayorista o La Minorista por el transporte, entonces los botaron y la gente recogía lo que podía. En la vereda El Uvito aparecieron alacranes o escorpiones que invaden las casas: los corredores, las camas, la cocina, los baños. Hay serpientes negras con rayitas amarillas, de 30 centímetros. Y muere gran cantidad de pájaros que se chocan con vidrios y paredes de construcciones nuevas: se encuentran muertos en todas partes”.

 

- Altavista: Eder Alexander Vásquez, conductor, dice que el medio ambiente en el sector mejoró, porque dejaron de circular tantos buses que lo contaminaban: “Además, los tejares que son insignia de nuestro corregimiento no contaminan tanto como antes, con la quema de los adobes. Mi familia separa los productos reciclables de los orgánicos y sacamos las basuras el día que pasa el carro, para evitar que los animales rieguen todo, contaminen y ensucien las calles”.

 

- San Antonio de Prado: Juan Sebastián Ocampo, asesor comercial de telefonía celular, informa que allí hay mucha zona verde, depósitos de basura en unidades residenciales para no dejarla en la calle. Recicla plástico, botellas y cartón. Dice que hay mucha gente con gripa por el clima y no por el tema ambiental.

 

- Santa Elena: Eugenia Loaiza, diseñadora gráfica, está orgullosa de vivir en Santa Elena, porque se disfruta de un buen medio ambiente: “Es muy distinto a la contaminación de Medellín. Aquí se cuida mucho el medio ambiente, se botan las basuras en lugares específicos, se ama y cuida la naturaleza. No tengo conocimiento de afectaciones en la salud por el cambio climático y problemas medio ambientales”.

 

- San Sebastián de Palmitas: Edilia Montoya, tendera, dice que vive en un corregimiento con un muy buen ambiente, super-bueno: “Somos el corregimiento más sano de Medellín, donde respiramos aire más puro. Yo ayudo con el reciclaje y estar pendiente de enseñar a los niños que no tiren basura al piso sino al tarro. Este es un lugar muy sano, no tenemos contaminación aquí”.

 











Nuestros aliados

Articulos recomendados

Salud: Desde dentro y desde fuera
Ya van 1.007 “Huertas con Vos”
Enfermedades y muertes por contaminación en el mundo
Aumento de contaminación del aire en Medellín desmejora la salud
Una sola ciudad y una gran diversidad de situaciones ambientales
Medellín: El reto de ser la ciudad
Medidas para reducir enfermedades y muertes por ambiente malsano

Nuestras redes sociales