Retos en promoción de la salud bucal

18 de Octubre del 2017
Compartir:

¿Qué hacer cuando el mensaje saludable más urgente ya es conocido —y obviado— por la audiencia? Es imperativo reproducir el mensaje con nuevos métodos, contextos y recursos. Es hora de que la promoción de la salud vuelva a ser práctica e interiorizable para cada uno.

 

 
La verdadera promoción de la salud general es un doble reto: de una parte exige recalcar mensajes expresados reiteradamente que pueden parecer para el público como un disco rayado; y, de otra parte, demanda no caer en el sensacionalismo de noticias dudosas, estudios carentes de sustento y modas infundadas y peligrosas.

 

¿Cuánto llevamos diciendo “usa condón”? ¿Han desaparecido las infecciones de transmisión sexual por esto? No. ¿Cuán a menudo leemos en medios sobre dietas milagrosas? ¿Cuánto tiempo pasa hasta que son desmentidas como peligros para la salud y el bienestar? Poco.

 

La clave para realizar labores efectivas de promoción en salud general radica en utilizar nuevas formas llamativas para expresar contenidos que forman ya parte de la cultura popular, pero que aún no han sido incorporados a los hábitos reales de los ciudadanos tanto como quisiéramos.

 

El caso de la promoción de la salud bucal enfrenta retos análogos. La cantinela de “cepíllate los dientes después de cada comida; usa seda dental; visita al odontólogo al menos una vez cada seis meses” está ya imbricada como cliché en nuestra sociedad. Pero los retos en salud bucal perduran: según la Encuesta de Salud Bucal IV (ENSAB-IV) la caries dental es cotidiana en nuestras poblaciones —más del 40% en cada grupo de edad superior a los tres años—  y la prevalencia de la enfermedad periodontal incipiente supera el 70% en nuestro país.

 

 

En Vida y Salud, reafirmamos nuestro compromiso con la salud de las poblaciones desde un enriquecimiento técnico y educativo.

 

 

La coyuntura actual radica, por tanto, en la necesidad de seguir repitiendo los mensajes que llevamos décadas expresando, sin por esto convertirnos en un ruido más al que la gente está ya habituada y que percibe pero no escucha ni incorpora en sus prácticas cotidianas.

 

Hace ya más de tres siglos Blas Pascal expresó la situación en estos términos: “No se diga que no he dicho nada nuevo: la disposición de las materias es nueva; cuando se juega a la pelota, ambos jugadores juegan con la misma pelota, pero el uno la coloca mejor que el otro”.

 

En Vida y Salud tenemos claro que el compromiso con la salud de las poblaciones es un asunto de veracidad, responsabilidad y constancia. Por esta razón no tememos sumarnos a las iniciativas que hemos mencionado: no tememos repetir mensajes urgentes y asertivos, somos capaces de renovar el sentido de un mensaje tradicional desde métodos y estrategias novedosas y de alta eficiencia pedagógica.

 

Mediante campañas en redes sociales, videos, actividades presenciales y participaciones en los más diversos medios (internet, streaming, radio, televisión, periódico y separatas), en Vida y Salud reafirmamos nuestro compromiso con la salud de las poblaciones desde un enriquecimiento técnico y educativo.

 

Siendo así, no tememos enfatizar los mensajes más urgentes para las poblaciones colombianas, pues confiamos en nuestra destreza persuasiva para grabarlos en la conciencia de nuestros públicos y contribuir de esta manera a la construcción de una Colombia más saludable y feliz.

 

 











Nuestros aliados

Articulos recomendados

Por una Antioquia con Cero Desnutrición
Belleza y función: Una falsa oposición
No comas cuento: Supera los mitos en salud bucal
El reto es vencer la malnutrición en Medellín
Cuidados para niños con infecciones respiratorias
La Mayorista: central de abastos agroalimentario más importante de Colombia
“Salud, Paz y Equidad Social”: Compromiso de todos

Nuestras redes sociales