Nutrición saludable: ¿Tendencia de moda o compromiso individual?

4 de Septiembre del 2014
Compartir:

Cada día son más las personas que se suman a las novedosas y múltiples dietas, cada una de las cuales promete “ser la mejor”, para bajar peso, lograr un aspecto físico atractivo y una vida saludable. Entre el espectro de propuestas, las hay orgánicas, moleculares, de puntos, hipocalóricas, equilibradas, no equilibradas, cetogénicas, disociadas, de la luna, entre otras muchas, que las personas cumplen y experimentan. Pero al parecer su efectividad es poca, pues los altos índices de obesidad a nivel mundial crecen día por día. ¿Entonces cuál será la fórmula más sencilla para sentirse y verse bien? Pues la práctica del ejercicio diario, sumado al equilibrio en el consumo de calorías, además de una vida sin estrés, para mantener controlados los estados de ansiedad, que parecen ser el enemigo oculto tras el sobrepeso de las personas. El compromiso individual con la salud es fundamental para lograr una vida sana y saludable. Nadie puede adelgazar por otro. El compromiso es de cada uno y debe partir de una interiorización y de una alianza entre la voluntad y el deseo, además de una asesoría médica especializada. Las dietas u otras medidas pueden ser peligrosas o, en el mejor de los casos, no funcionar; por tanto, el plan de alimentación debe ser personal y a la medida. Las campañas mediáticas, que nos bombardean cada día con figuras esbeltas y perfectas, malteadas, cremas, geles, medicamentos, aparatos y cirugías, son estrategias comerciales que nos invitan a probar de todo, pero que están lejos de una nutrición holística, que involucre la ingesta adecuada de alimentos, el cuidado de la salud y la armonía entre mente, cuerpo y alma. Esa integralidad, precisamente, es lo que necesita el ser humano. Así que la nutrición integral resulta del equilibrio entre granos enteros (fríjol, lentejas, quinua, amaranto, alimentos integrales u orgánicos), proteínas de alta calidad y las grasas esenciales de origen vegetal. Además del consumo de agua, ya que somos 75 por ciento agua y el cuerpo requiere de la hidratación adecuada. Los expertos aconsejan tomar entre cinco y seis vasos diarios de agua, o siempre que se tenga sed. La clave, sin duda, está en volver a un modo de vida sano, con comida natural, en un ambiente agradable y con buena energía, haciendo énfasis en la medición de las porciones y recordando que la alimentación es factor fundamental para prevenir enfermedades. La comida, además de ser sabrosa, puede tener un efecto preventivo de enfermedades. Es decir, una adecuada alimentación no solo lo llevará a sentirse mucho mejor, sino que logrará un fuerte efecto protector contra afecciones de la salud.











Nuestros aliados

Articulos recomendados

Por una Antioquia con Cero Desnutrición
Belleza y función: Una falsa oposición
No comas cuento: Supera los mitos en salud bucal
El reto es vencer la malnutrición en Medellín
Cuidados para niños con infecciones respiratorias
La Mayorista: central de abastos agroalimentario más importante de Colombia
“Salud, Paz y Equidad Social”: Compromiso de todos

Nuestras redes sociales