Excrementos caninos: peligro para salud pública

1 de Junio del 2016
Compartir:

Por: Dr. Jesith Osorio. Médico alternativo y miembro de Saluspot. En nuestro entorno, inclusive en las zonas urbanas, es muy común la presencia de mascotas, sobre todo de perros. Si bien contar con un animal de compañía ofrece grandes beneficios, especialmente para los niños y las personas mayores, el manejo inadecuado de los excrementos de estos animales y la falta de responsabilidad de sus dueños pone en riesgo la salud propia y de la comunidad en general. Dejar las heces fecales de los perros al aire libre, en las calles o parques, es un peligro para el dueño, el peatón y el medio ambiente, ya que son fuente importante de peligrosas enfermedades conocidas como zoonóticas, las cuales son de muy fácil contagio.

Sigue nuestro canal de videos en Youtube donde publicamos material educativo audiovisual.
Entre las más frecuentes tenemos:
  1. Amebiasis. Se transmite por vía feco-oral y por la ingestión de aguas, frutas o verduras contaminadas por los quistes del parásito.
  2. Equinococosis o Hidatidosis. Esta es una enfermedad mortal para los humanos, que se adquiere al ingerir productos contaminados con excrementos de perro o por contacto directo con las heces del animal infectado. Los perros y gatos adquieren el parásito consumiendo carne o pescado crudos, o roedores infectados.
  3. Giardiasis. Se produce por la ingestión de quistes por vía feco-oral o por consumo de agua y alimentos contaminados. En el ambiente, los quistes pueden sobrevivir semanas.
  4. Criptosporidiasis. Se transmite por vía feco-oral, de persona a persona y, probablemente, a través del agua y alimentos. Hasta ahora, no existe ningún tratamiento eficaz en humanos.
  5. Tricuriasis. Enfermedad frecuente en niños pequeños que viven en condiciones de higiene deficiente. Se adquiere por la ingestión de huevos diseminados en el suelo.
  6. Larva migrans visceral. Se produce por la ingestión de huevos de Toxocara canis, que se encuentran en suelos contaminados por heces, y por la ingestión de legumbres y hortalizas contaminadas. Se presenta, principalmente, en niños pequeños (1 a 4 años). La larva migrans visceral, ocasiona lesiones de los tejidos internos del cuerpo o la piel; puede causar ceguera si las larvas llegan al área de los ojos.
  7. Larva migrans cutánea. Es una infección con alto potencial letal, producida por la absorción de larvas de Strongyloides stercolis a través de la piel, generalmente por los pies, debido a contaminación fecal del suelo. También se transmite por vía oral.
  8. Anquilostomiasis. Existen cinco especies de gusanos anquilostomas, tres de las cuales pueden estar en los perros. Se adquieren por absorción de las larvas a través de la piel, generalmente por los pies, en suelos contaminados por heces.
  9. Teniasis. Los humanos y el perro se contagian por el consumo de huevos, presentes en las heces de animales infectados, o por la ingestión de carnes y vísceras crudas o semicocidas que tengan los quistes en su interior.
  10. Parvovirus. El virus del parvovirus canino es resistente bajo condiciones climáticas extremas y puede sobrevivir durante largos periodos. Se transporta con facilidad de un lugar a otro en el pelo o en las patas de los animales enfermos o bien en las jaulas, los zapatos o en cualquier otro objeto contaminado.











Nuestros aliados

Articulos recomendados

Por una Antioquia con Cero Desnutrición
Belleza y función: Una falsa oposición
No comas cuento: Supera los mitos en salud bucal
El reto es vencer la malnutrición en Medellín
Cuidados para niños con infecciones respiratorias
La Mayorista: central de abastos agroalimentario más importante de Colombia
“Salud, Paz y Equidad Social”: Compromiso de todos

Nuestras redes sociales