Droga acecha a los colegios

1 de Agosto del 2016
Compartir:

Los distribuidores de drogas asedian a los estudiantes en sus instituciones educativas,  para inducirlos al consumo de psicoactivos.

Por: Redacción Vida y Salud.

 

Es evidente la sagacidad y astucia con la que las empresas criminales tratan de involucrar a más personas en sus negocios ilegales. Es el caso de quienes distribuyen estupefacientes al menudeo, que ven en la población escolar un campo fértil para sus oscuros intereses.

Son dos los fines para los que los traficantes buscan “reclutar” a los jóvenes: como consumidores o como expendedores. Para lo primero acuden a argucias que inicien a los menores y los vuelvan adictos; con este propósito distribuyen dosis gratuitas, algunas camufladas en ciertos productos inofensivos, como pastillas y dulces de llamativos colores. Luego de que los vuelven adictos ya cuentan con nuevos “clientes” para su negocio criminal. El otro filón es el de la distribución y menudeo de los alucinógenos dentro de las aulas, para lo que diseñan modalidades como la de rellenar los lapiceros con estupefacientes, con el fin de evitar ser detectados.

 

Análisis de la situación

Esta problemática fue tema de reciente debate en el Concejo de Medellín, al cual asistieron representantes de las secretarías de Educación, Seguridad y Salud.

Al respecto, la concejal Nataly Vélez Lopera, afirmó que los más vulnerables ante esta problemática son los niños y adolescentes, a quienes las bandas delincuenciales dominan mediante el miedo, para que no denuncien e impedir que se realicen los controles pertinentes.

Según cifras aportadas por la corporada, en lo que va de 2016 se han reportado 311 casos de consumo de drogas y 54 de microtráfico en instituciones educativas. De las 408 instituciones públicas, 161 aportaron información de consumo o tráfico de dulces con narcóticos y siete sedes tienen pleno conocimiento de esta problemática en sus planteles.

Por su parte, el concejal John Jaime Moncada Ospina, señaló que esta problemática afecta también a los colegios privados, razón por la cual urge la articulación público – privada para enfrentarla y coordinar las acciones antes, durante y después de que un joven o un niño consuma drogas.

El edil resaltó el alto índice de asociación entre consumo de drogas y delito, tal como lo deja ver la Encuesta de la Comisión de Delito 2010, según la cual el 41 por ciento de los adolescentes infractores de la ley encuestados aseguró haber estado bajo los efectos de sustancias psicoactivas al momento de cometer los delitos.

 

Respuesta a la problemática

La citante al debate Nataly Vélez Lopera aseveró que la drogadicción es un problema de seguridad y salud pública y que se debe enfrentar con medidas efectivas, resultado de un trabajo articulado entre familia, directivos de las instituciones educativas, fuerza pública e institucionalidad.

También pidió fortalecer los operativos de control a los venteros ubicados en los alrededores de las instituciones educativas, verificar de forma oportuna las sospechas de expendio de dulces con alucinógenos y reactivar los convenios interadministrativos, para que los colegios dispongan de profesionales en psicología.

En el mismo sentido se pronunció el concejal Ramón Emilio Acevedo Cardona, quien destacó la importancia de que en las instituciones educativas haya un psicólogo capacitado, que oriente a estudiantes, profesores y directivos. Además, recomendó enfrentar estas dificultades en dos frentes: la represión por parte de las autoridades para un control efectivo, que lleve a la judicialización de quienes venden las drogas, y la prevención o, por lo menos, el retraso en la edad del primer consumo, para lo cual es necesario el concurso de maestros y los padres de familia.

 

La familia primer escudo

En las conclusiones del debate quedó consignada la necesidad de fortalecer los programas y las estrategias para evitar el primer consumo de sustancias alucinógenas en niños y adolescentes, poniendo como principal actor al entorno familiar, donde debe ejercerse la labor preventiva. Los concejales de Medellín manifestaron su preocupación por la problemática que se vive en las instituciones educativas y por la preocupante descomposición social, debido al alto consumo de sustancias psicoactivas en la ciudad.

Por otro lado, representantes de las secretarías de Educación, Seguridad y Salud, afirmaron que se están realizando diferentes proyectos encaminados a hacer frente a este problema, tanto en el territorio físico como en las plataformas digitales. Añadieron que existe un trabajo fuerte en la prevención del primer consumo, mediante estrategias de intervención comunitaria, acompañamiento institucional y formación familiar.











Nuestros aliados

Articulos recomendados

Por una Antioquia con Cero Desnutrición
Belleza y función: Una falsa oposición
No comas cuento: Supera los mitos en salud bucal
El reto es vencer la malnutrición en Medellín
Cuidados para niños con infecciones respiratorias
La Mayorista: central de abastos agroalimentario más importante de Colombia
“Salud, Paz y Equidad Social”: Compromiso de todos

Nuestras redes sociales