Diabetes por sobrepeso y obesidad en niños y jóvenes, se trata con nutrición adecuada

18 de Octubre del 2017
Compartir:

Sandro Gómez Maquet, médico especialista en nutrición clínica, advirtió que la diabetes tipo 2, antes llamada “diabetes de la edad adulta”, cada vez se presenta más en niños y jóvenes entre 10 y 18 años, debido al aumento del sobrepeso u obesidad en la infancia: “Hoy en día la mayor causa de diabetes se llama sobrepeso y obesidad, y producen la diabetes tipo 2 que se consideraba más del adulto; pero hoy por hoy, con los problemas de sobrepeso u obesidad en la infancia, se está presentando diabetes tipo 2 desde la infancia. O sea, estamos hablando de niños entre 10 y 18 años que empiezan a presentar diabetes relacionada con el sobrepeso y la obesidad”.

 

Dice el especialista que desde ahí se determina la relación entre nutrición y diabetes: “En la diabetes tipo 2, por la relación que existe entre el desarrollo de sobrepeso y obesidad, y en la diabetes 1 (ausencia de producción de insulina) como parte integral del tratamiento. Si yo no tengo una producción adecuada de insulina no voy a poder metabolizar los carbohidratos, o sea los azúcares, y por lo tanto los planes alimentarios deben ir orientados a tratar de mejorar ese control del azúcar, a hacer control glucémico a través de la dieta”.

 

Esto significa que se deben intervenir hábitos alimenticios en niños y en jóvenes, para hacer un control adecuado de la enfermedad, indicó el nutriólogo: “Estos pacientes pueden resolver su problema con los azúcares, aplicándose la insulina. Pero el tener un mal hábito alimentario, le representa mayores dosis de insulinas. Mayores dosis de insulinas lo pueden llevar a una ganancia de peso exagerada, y una ganancia de peso exagerada puede empezar a generar resistencia a la insulina, o sea que no me va a servir o cada vez voy a tener dosis más elevadas para poder obtener el mismo efecto, y por lo tanto se va generar una diabetes tipo 1 y tipo 2 a la vez”.

 

Y explicó: “El paciente se aplica insulina pero la insulina no le sirve, por eso tenemos que propender por unos hábitos saludables, por orientar la nutrición de estos jóvenes, por definir qué tipo de alimentación deben tener, qué cuidados, el manejo de las dosis de insulina, evitar los extremos y las exageraciones en ese aspecto: Es decir, que no coma sin medida, sin control, porque eso va a determinar la progresión de la condición que ya lo convertiría en enfermedad, cuando ya hablamos de complicaciones”.

 

Diabetes es una condición que evoluciona a enfermedad

El nutriólogo aclara que hoy se habla de diabetes como una “condición”, porque en los lineamientos en Guías de Diabetes se indica que la persona en condición de diabetes no está enferma: “Hable Usted con un paciente en condición de diabetes y pregúntele qué siente: No siente nada. A un paciente controlado no le duele la cabeza, no tiene ninguna situación dentro del concepto que significa estar enfermo. Alguien dice que está enfermo porque se siente mal, tiene algún dolor, alguna queja. Pero una persona en condición de diabetes es como cualquier otra. Si Usted no la ve aplicándose insulina, probablemente no lo sepa. O si no ve que tiene una bomba o un dispositivo, Usted no se da cuenta que es una persona en condición de diabetes. Sí se convierte en enfermedad cuando llega a las complicaciones: infarto, insuficiencia renal, ceguera, amputación, complicaciones vasculares. Ahí sí es ya una enfermedad”.

 

Por ello, advierte el especialista, es tan complejo hacer privaciones en la alimentación, sobre todo en los niños: “Ellos se miran en sus pares y dicen ‘aquel come dulces y yo no puedo’. Los que tienen una buena educación, un acompañamiento de la familia, un acompañamiento del equipo de salud que le explica adecuadamente cuál es la situación, adquiere una madurez temprana en ese aspecto y son capaces de vivir sin necesidad de tener excesos en la alimentación. Por eso la importancia de la educación tanto en su condición de la diabetes como la educación nutricional”.

 

¿Cómo identificar la diabetes?

El doctor Gómez explica que la diabetes puede pasar asintomática hasta el primer evento, cuando se presenta una complicación: una cetoacidosis diabética con una pérdida de la conciencia, una deshidratación severa o aparición de otros síntomas como pérdida de peso de manera inexplicada, sed excesiva, niveles de azúcar muy elevados, falta de ganancia de peso. Estos síntomas son alertas para entrar a definir que ya hay una diabetes y determinar su manejo.

 

Diabetes tipo 2 se previene controlando el peso

Se puede prevenir la diabetes infantil y juvenil tipo 2, previniendo el sobrepeso y la obesidad, enfatiza el doctor Gómez: “Esa es la manera. La recomendación es: primero no entrar en pánico, porque todos los niños son potencialmente diabéticos desde el punto de vista estadístico, porque hay un porcentaje determinado de 5% o un poco menos, dependiendo de la ubicación geográfica, de la raza. Pero uno no puede decir: ‘Voy a hacerle un examen de azúcar cada 8 días a ver si mi hijo se volvió diabético’. Sí hay que estar alerta a los síntomas que se presenten, consultar oportunamente al médico cuando hay sospecha de la situación y llevar los controles normales”.

 

Y concluyó: “Los programas de control que toman toda la población en general pueden ser claves para detectar cuál niño está en riesgo y hacer un diagnóstico temprano. Pero hacer el diagnóstico temprano no previene la enfermedad, no previene la condición, o sea, uno no puede decir ‘no lo voy a dejar volver diabético’. El niño diabético tipo 2 sí se puede controlar mediante el control de peso y el seguimiento de las recomendaciones nutricionales del equipo médico”.











Nuestros aliados

Articulos recomendados

Por una Antioquia con Cero Desnutrición
Belleza y función: Una falsa oposición
No comas cuento: Supera los mitos en salud bucal
El reto es vencer la malnutrición en Medellín
Cuidados para niños con infecciones respiratorias
La Mayorista: central de abastos agroalimentario más importante de Colombia
“Salud, Paz y Equidad Social”: Compromiso de todos

Nuestras redes sociales