Comida para comer años

14 de Agosto del 2017
Compartir:

Por: Silvia Méndez, Asesora de Salud Holística y Fitness.

A mí siempre me dijeron que la edad va por dentro. Si es así, entonces ¡yo tengo 26 años! Jajaja. Durante el transcurso de mi vida he conocido jóvenes con alma de viejos, y ancianos con alma de chicos.

En los últimos años también me he dado cuenta de que aparentamos más años cuando estamos enfermos. Nos salen bolsas bajo los ojos, la piel se ve marchita y se ve uno demacrado, el cabello se cae, etc. Al irse las enfermedades, también se van los años que ganamos con ellas.

El estado mental y emocional también impacta la edad que aparentamos tener. Si uno anda deprimido se ve gastado y avejentado, mientras que si somos joviales y sonreímos, nos quitamos unas décadas de encima.

Y obviamente: ¡la comida! Somos lo que comemos, y hay alimentos que nos ayudan a ganar vitalidad, combatir la depresión, regenerar células, y por ende, ¡a rejuvenecer!

Amar nuestro colon es el camino a la eterna juventud

¿Sabías que la felicidad nace en el colon? ¡Gran parte de las endorfinas se producen allí! Por eso, cuando uno come demasiado dice que "quedó triste". Y ¿para qué quiere quedar uno aburrido por glotón? Es mejor comer lo justo y quedar contento.

También es cierto que todas las enfermedades comienzan en el colon porque en él se encuentran tejidos importantes del sistema inmunológico.

Veámoslo de esta manera: los órganos internos están protegidos por la piel, pero, si te das cuenta, tenemos dos pieles: la externa con la que tenemos contacto con el mundo que nos rodea, y la interna, que está compuesta por el sistema digestivo y va desde la boca hasta el ano.

Los alimentos que ingerimos son procesados por el sistema digestivo. Los carbohidratos se comienzan a digerir en la boca por medio de la saliva, y las proteínas y grasas se terminan de procesar en el colon. Es en el colon donde se decide qué sirve y qué se desecha, y esta decisión la toma la flora intestinal, un actor importante en el sistema de defensas del cuerpo. Cuando nuestro colon está enfermo, absorbe toxinas que no debería y éstas causan enfermedades varias al entrar al torrente sanguíneo.

Comidas que rejuvenecen

Algunos alimentos que ayudan a perder años y arrugas son:

  • Aloe Vera
    • El aloe vera contiene polisacáridos que aceleran el proceso de sanación. Cuando nos lo untamos en la cara o en el cabello, el aloe ayuda a nutrir la piel y mejorar la circulación de los vasos sanguíneos que nutren la piel. Los compuestos del aloe incluso ayudan a combatir la rosácea y cicatrizar quemaduras.
    • Si nos comemos el gel del aloe en un batido, éste hace lo mismo con nuestra piel interna, acelerando la sanación de úlceras y heridas a lo largo de nuestro sistema digestivo. El aloe vera ayuda a que nuestro colon se sienta feliz y renovado.
  • Colágeno (o gelatina)
    • El colágeno viene del tuétano de los huesos de los animales. Ayuda a regenerar tejidos de cualquier índole: óseos, nerviosos, musculares, etc. Cuando uno tiene una dieta ácida (con mucha carne, café y granos), el colon sufre de un agrandamiento en los poros que absorben los alimentos. Esto causa que partículas más grandes de comida pasen hacia los órganos. El sistema inmunológico identifica estos trozos de comida como "enemigos" y los ataca. Esto se ha sugerido como una explicación para las epidemias de enfermedades auto-inmunes.
    • Consumir colágeno diariamente ayuda a que estos poros se cierren y vuelvan a su tamaño natural, ayudando a protegernos de enfermedades.
    • Una forma bastante popular actualmente es consumir colágeno en forma de caldo de hueso al desayuno  (lo siento amigos vegetarianos).
    • El colágeno también ayuda a que el cabello esté brillante y grueso, y a que la piel se rejuvenezca, haciendo desaparecer una que otra arruga.
    • La gelatina tiene colágeno, así que adicionarle un par de cucharadas a tu jugo favorito ayuda a tu cuerpo a regenerarse a nivel celular.
  • Probióticos (fermentados, bacilos)
    • Los famosos probióticos son los mismos bacilos del kumis. Estas bacterias entran y se reproducen dentro de nuestro sistema digestivo y se convierten en soldaditos microscópicos que defienden el cuerpo contra invasores fastidiosos y nocivos. Los probióticos también están en comidas fermentadas como el chucrut (sauerkraut), kimchi, o los pepinillos: pero solo en los pepinillos en vinagre. ¡No en los dulces!
  • Frutos rojos
    • Como ya debes saber, los frutos rojos son altos en antioxidantes: son imanes para partículas potencialmente dañinas que oxidan los órganos. Una vez las tienen adheridas, las evacuan por medio de la orina y la excreción.
    • Estas frutas están altamente enriquecidas con vitamina C, que promueve la circulación sanguínea y proporciona minerales esenciales.
  • Jengibre
    • El jengibre ayuda a limpiar el hígado, que es el responsable de generar sangre y controlar la cantidad de toxinas y nutrientes en el cuerpo.
    • Esta planta es muy versátil y tiene muchos usos: Ayuda, por ejemplo, a quitar manchas y a promover la elasticidad de la piel.
  • Piña
    • Aplicarse una mascarilla de esta fruta tropical puede funcionar bien para la piel, ya que se ha demostrado que los componentes de bromelina y papaína limpian los poros, se deshacen de las células muertas de la piel y son excelentes hidratantes.
  • Plantas verdes
    • Las verduras de color verde como el brócoli y la espinaca suelen tener altas concentraciones de clorofilas vegetales que podrían ayudar al hígado a eliminar las toxinas del cuerpo.
  • AGUA
    • El agua es el elemento más abundante del cuerpo humano y es la forma natural más pura de defensa contra el daño de la piel. Consúmela frecuentemente para mantenerte joven y feliz.

 

Es importante notar que en el mundo moderno estamos rodeados por contaminación, químicos y partículas que no le sientan muy bien a nuestro organismo. Parte de la solución es comer bien, pero otra gran parte es utilizar productos de aseo personal orgánicos.

Por ejemplo: reemplaza tu desmaquillador químico, con un saludable aceite de jojoba. En vez de utilizar desodorantes con aluminio, usa bicarbonato de sodio o una barra de sal del Himalaya. También puedes sustituir los productos de limpieza de la casa por vinagre y bicarbonato.

Esto ayuda a que no respiremos ni estemos en contacto con tantas toxinas que degradan la salud de nuestra piel y nos avejentan cada minuto.

¡Todos podemos sentirnos y vernos mucho más jóvenes y joviales! No es difícil y, la verdad, ¡es bien delicioso!

¡Por una placentera regeneración celular!

¡Los quiero!

Silvia











Nuestros aliados

Articulos recomendados

Por una Antioquia con Cero Desnutrición
Belleza y función: Una falsa oposición
No comas cuento: Supera los mitos en salud bucal
El reto es vencer la malnutrición en Medellín
Cuidados para niños con infecciones respiratorias
La Mayorista: central de abastos agroalimentario más importante de Colombia
“Salud, Paz y Equidad Social”: Compromiso de todos

Nuestras redes sociales