Adolescentes arriesgan por ganar apariencia

1 de Agosto del 2016
Compartir:

Con el ánimo de ganar cierto aspecto o cualidades físicas, muchos adolescentes toman complementos o productos, sin licencia y regulación, con lo cual ponen en riesgo su salud.

Por: Redacción Vida y Salud.

 

Productos como la proteína en polvo, los esteroides y las pastillas de dieta, en la mayoría de los casos, son inútiles y pueden llegar a ser tóxicos, advierte un informe la Academia Americana de Pediatría.

Los chicos acuden a complementos de proteína, a la cafeína, a los esteroides y a la creatina, para aumentar la energía de las células; mientras que las chicas usan complementos no recetados, para perder peso. Estudios han mostrado que muchos de estos compuestos contienen metales pesados tóxicos, como plomo o mercurio, o esteroides y estimulantes, como las anfetaminas, declara la Dra. Michele LaBotz, coautora del informe, quien exhorta a los médicos a educar a padres y a adolescentes sobre los peligros de esos complementos y a disuadirlos de su uso.

Por su parte, la nutricionista y dietista de la U. de A. Sara María Olaya advierte que el consumo de suplementos para aumentar la masa muscular y la resistencia física compromete principalmente la función renal y hepática, por lo que pueden llegar a presentarse casos de insuficiencia renal, a causa del inadecuado manejo de estos suplementos. Ella recomienda buscar la asesoría estricta de un nutricionista, nutriólogo o médico deportólogo antes de iniciar el consumo de tales productos, para asegurarse de que no son dañinos.

Ingerir productos sin la asesoría de un profesional puede ser peligroso, máxime en la adolescencia y juventud.

El en el caso de las dietas y los batidos para el control de peso, los cuales son usados principalmente por mujeres jóvenes, la experta consultada por Vida y Salud, reseña que tales productos pueden tener compuestos nutricionales cuestionados que, en muchos casos, causan intolerancias intestinales y generan pérdidas de nutrientes fundamentales y, por ende, desnutrición a largo plazo.

“Estas dietas, además, plantean un nuevo debate: la medicalización de la nutrición, y la pérdida del sentido social, cultural, sensorial y psíquico de la alimentación, con lo cual se convierte en un mecanismo únicamente orgánico, puesto que la tendencia es a reducir todo el acto de alimentarse al consumo de una pastilla o de un batido que no ofrece ninguna satisfacción y somete al cuerpo a un estrés sumado al que se tiene en la vida diaria”, advierte la nutricionista.

Entre las consecuencias de ingerir estas sustancias están: riesgo de problemas cardiovasculares, crecimiento atrofiado, desarrollo de senos masculinos (ginecomastia) y acné grave. Dejar de tomarlos de manera abrupta puede generar depresión y episodios de suicidio.











Nuestros aliados

Articulos recomendados

Por una Antioquia con Cero Desnutrición
Belleza y función: Una falsa oposición
No comas cuento: Supera los mitos en salud bucal
El reto es vencer la malnutrición en Medellín
Cuidados para niños con infecciones respiratorias
La Mayorista: central de abastos agroalimentario más importante de Colombia
“Salud, Paz y Equidad Social”: Compromiso de todos

Nuestras redes sociales